logo

El contenido descrito de los Principios Activos y Productos Comerciales en este portal informativo, es dirigido únicamente al cuerpo médico y odontológico.
Para poder acceder a esta información por favor inicie sesión o registrese de forma gratuita.

Ingresar / Regístrese

Bienvenido: Invitado
logo
Home / Vademecum /

ERITROMICINA + NIMESULIDA

Código ATC J01F A
 

Indicaciones

Tratamiento de las siguientes condiciones en adultos: infecciones de las vías respiratorias superiores de gravedad leve a moderada y la inflamación y dolor que conllevan, ocasionadas por Streptococcus pyogenes, estreptococos del grupo viridans, Streptococcus pneumoniae, o Haemophilus influenzae (cuando la eritromicina se emplea concomitantemente con dosis adecuadas de sulfonamidas, puesto que no todas las cepas de H. influenzae son susceptibles a las concentraciones de eritromicina que se alcanzan habitualmente). Infecciones de las vías respiratorias inferiores de gravedad leve a moderada ocasionadas por S. pyogenes, S. pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae o Legionella pneumophila.
Tratamiento de las siguientes condiciones en adultos y niños: se deben efectuar los cultivos y pruebas de susceptibilidad adecuados.
Infecciones de las vías respiratorias superiores de gravedad leve a moderada ocasionadas por Streptococcus pyogenes, estreptococos del grupo viridans, Streptococcus pneumoniae, o Haemophilus influenzae (cuando la eritromicina se emplea concomitante con dosis adecuadas de sulfonamidas, puesto que no todas las cepas de H. influenzae son susceptibles a las concentraciones de eritromicina que se alcanzan habitualmente).
Infecciones de las vías respiratorias inferiores de gravedad leve a moderada ocasionadas por S. pyogenes, S. pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae o Legíonella pneumophila.
Sífilis primaria ocasionada por Treponema pallidum: la eritromicina es un medicamento sucedáneo que se puede emplear para el tratamiento de la sífilis primaria en los pacientes alérgicos a la penicilina. En la sífilis primaria, los exámenes de líquido cefalorraquídeo deben efectuarse antes del tratamiento y después del mismo como parte del régimen.
Difteria: como coadyuvante de la antitoxina, para evitar la aparición de portadores y para erradicar los microorganismos en éstos.
Eritrasma: en el tratamiento de infecciones debidas a Corynebacterium minuttissimum.
Amibiasis intestinal ocasionada por Entamoeba histolytica. La amibiasis extraintestinal requiere tratamiento con otros agentes.
Infecciones debidas a Listeria monocytogenes.
Infecciones de la piel y tejidos blandos de gravedad leve a moderada ocasionadas por S. pyogenes o Staphylococcus aureus (durante el tratamiento se pueden desarrollar estafilococos resistentes).
Tos ferina ocasionada por Bordetella pertussis. La eritromicina es eficaz para eliminar el microorganismo de la nasofaringe de las personas infectadas, lográndose así que no infecten a otras personas. Asimismo, la eritromicina puede ser útil en la profilaxis de la tos ferina en personas susceptibles expuestas a dicha enfermedad. Conjuntivitis del recién nacido, neumonía de la infancia, infecciones urogenitales durante el embarazo ocasionadas por Chlamydia trachomatis (véase Precauciones). Cuando las tetraciclinas están contraindicadas o no son toleradas, la eritromicina está indicada para el tratamiento de adultos con infecciones uretrales, endocervicales o rectales no complicadas debidas a C. trachomatis.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad conocida a este antibiótico. La eritromicina está contraindicada en pacientes que están tomando terfenadina, astemizol, cisaprida, pimozida, verapamilo o diltiazem (véase Interacciones). La nimesulida no debe ser administrada a personas con hipersensibilidad al producto, al ácido acetilsalicílico o a otros fármacos AINE. Contraindicado en padecimientos hepáticos, hemorragia gastrointestinal activa o úlcera gastroduodenal activa. Embarazo y lactancia. No debe ser administrado por más de 10 días.

Precauciones

Se deben prescribir hasta tener evidencia clínica de la infección.
Se ha presentado disfunción hepática, con o sin ictericia, principalmente en los adultos, la cual puede ir acompañada de malestar general, náusea, vómito, cólicos abdominales y fiebre. En algunos casos, un dolor abdominal intenso puede simular una emergencia abdominal quirúrgica. Si ocurren los efectos mencionados, suspender de inmediato la administración de eritromicina. La eritromicina está contraindicada en pacientes con antecedentes de sensibilidad a este medicamento y en aquellos con enfermedad hepática preexistente.
En cuanto a su contenido de nimesulida se deberá tener especial cuidado en pacientes con antecedentes de padecimientos del hígado en los cuales se deberán realizar estudios periódicos de funcionamiento hepático y suspender la administración en caso de que los mismos resulten con cualquier alteración.
En pacientes con insuficiencia renal, la dosis debe ser de acuerdo con el rango de filtrado glomerular. El medicamento no debe ser administrado en pacientes con insuficiencia renal severa.
Uso durante el embarazo: se han llevado a cabo estudios de reproducción en ratas, ratones y conejos usando eritromicina y sus distintas sales y esteres a dosis varias veces superiores a la dosis humana habitual. No se reportó evidencia alguna de deterioro de la fertilidad o de daño al feto que pareciera estar relacionada con la eritromicina en estos estudios. Sin embargo, no hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas. Debido a que los estudios de reproducción en animales no siempre sirven para predecir la respuesta en humanos, este medicamento no se debe usar durante el embarazo a menos que sea estrictamente necesario.
Trabajo de parto y parto: se desconoce el efecto de la eritromicina sobre el trabajo de parto y el parto.
Lactancia: la eritromicina se excreta en la leche materna. Proceder con cautela al administrar eritromicina a una madre en periodo de lactancia. Durante el embarazo y la lactancia la administración experimental con nimesulida no ha demostrado toxicidad embriofetal, pero al igual que con todos los fármacos nuevos no se recomienda su uso durante el embarazo. Asimismo, no se aconseja su administración durante la lactancia.

Reacciones adversas

Las reacciones secundarias más frecuentes de los preparados de eritromicina son gastrointestinales (p. ej., cólicos y malestar abdominales) y están relacionadas con la dosis. Las náusea, el vómito y la diarrea se presentan con poca frecuencia con las dosis orales usuales. El inicio de los síntomas de colitis pseudomembranosa puede ocurrir durante el tratamiento antibiótico o después del mismo. Durante el tratamiento prolongado o repetido, existe la posibilidad de que se presente una hiperproliferación de bacterias u hongos no susceptibles. Se han presentado reacciones alérgicas benignas, como urticaria y otras erupciones cutáneas. Se han observado reacciones alérgicas graves, incluso anafilaxia. Se han recibido informes aislados de hipoacusia reversible, la cual se presenta principalmente en pacientes con insuficiencia renal y en pacientes que están recibiendo dosis altas de eritromicina. Ha habido reportes aislados de hipoacusia y/o tinnitus en pacientes que estaban recibiendo eritromicina. El efecto ototóxico del medicamento suele ser reversible con la suspensión del medicamento; sin embargo, en casos raros en los que hubo administración intravenosa, el efecto ototóxico ha sido irreversible. Los efectos ototóxicos ocurren principalmente en pacientes con insuficiencia renal o hepática y en pacientes que están recibiendo dosis elevadas de eritromicina.
Muy rara vez se ha asociado eritromicina con prolongación del intervalo QT y arritmias ventriculares, incluyendo taquicardia ventricular y Torsades de pointes. Se han recibido diversos reportes de estenosis por hipertrofia pilórica en niños recién nacidos que han recibido diversas formas de eritromicina, incluyendo estolato.
Su acción preponderante sobre COX-2 y mínima sobre COX-1 reduce en forma importante la posibilidad de aparición de efectos secundarios que son comunes al administrar otro tipo de AINEs no específicos.
Las reacciones adversas o secundarias a las dosis recomendadas son poco frecuentes.
Ocasionalmente se pueden presentar pirosis, náusea y gastralgia leves y transitorias, rara vez su intensidad requiere la suspensión del tratamiento. Se han reportado casos aislados de erupción cutánea tipo alérgico, vértigo y somnolencia. El medicamento puede inducir retención de agua, por lo que se recomienda especial cuidado cuando se administra a pacientes con hipertensión arterial o insuficiencia cardiaca severa.

Dosificación

Adultos: La dosis recomendada es de 500 mg de eritromicina y 100 mg de nimesulida cada 12 horas por 10 días para la faringitis y faringoamigdalitis aguda, especialmente la estreptocócica. En el tratamiento de las infecciones debidas a estreptococos ß-hemoliticos del grupo A.


Table 'creative_vademecum.medicamentoprincipio_' doesn't exist