logo

El contenido descrito de los Principios Activos y Productos Comerciales en este portal informativo, es dirigido únicamente al cuerpo médico y odontológico.
Para poder acceder a esta información por favor inicie sesión o registrese de forma gratuita.

Ingresar / Regístrese

Bienvenido: Invitado
logo
Home / Vademecum / México

AZITROMICINA + NIMESULIDA

Código ATC J01F A10
 

Indicaciones

Infecciones del aparato respiratorio superior e inferior, incluidas otitis media, sinusitis, faringoamigdalitis, bronquitis y neumonía. Producidas entre otros por S. pneumoniae, H. influenzae y parainfluenzae, B. catarrhalis. La azitromicina es generalmente eficaz en la erradicación de estreptococos de la orofaringe; sin embargo, no se dispone aún de datos que establezcan su eficacia en la prevención de fiebre reumática.
Es eficaz en infecciones de la piel y tejidos blandos, causadas entre otros por S. Aureus, E. coli, Klebsiela spp, B. fragilis, Enterobacter spp.
En las enfermedades de transmisión sexual; indicado en el tratamiento de las infecciones genitales no complicadas producidas por Chlamydia trachomatis y en el tratamiento del chancroide por Haemophilus ducreyi, y las infecciones no complicadas debidas a cepas no multirresistentes de Neisseria gonorrhoeae.
Dada la posología recomendada para estos procesos, deben excluirse las infecciones concomitantes por Treponema pallidum. La nimesulida es un atiinflamatorio con propiedades analgésicas y antipiréticas. Está indicado como coadyuvante para el alivio de la inflamación, dolor y fiebre, producidas por infecciones agudas de las vías respiratorias superiores como otitits media, sinusitis, faringoamigdalitis o amigdalectomía. En los procesos inflamatorios del aparato musculosquelético. En padecimientos del tejido blando que cursen con dolor inflamación y fiebre. En el postquirúrgico, cirugía dental.

Contraindicaciones

Está contraindicado en pacientes con antecedentes de reacciones de hipersen­sibilidad conocida (broncospasmo, rinitis y urticaria) a nimesulida, ácido acetilsalicílico, o a otros fármacos antiinflamatorios no esteroideos, así como en aquellas personas hipersensibles o con antecedentes de alergia a la azitromicina o a los macrólidos. No se deberá administrar en sujetos con úlcera péptica activa, antecedentes de ulceración recurrente, hemorragia gastrointestinal activa o enfermedad intestinal infla­ma­toria. La nimesulida está contraindicada en pacientes con citopenias, trastornos de la coagulación e hipertensión arterial severa o insuficiencia cardiaca.

Precauciones

No se administre a niños menores de un año. En ancianos no se precisa ajuste de la dosis, excepto en caso de insuficiencia hepática grave en la que debe reducirse la dosis a un tercio.

Reacciones adversas

La combinación de azitromicina/nimesulida es bien tolerada con baja frecuencia de efectos colaterales. La mayoría de estos efectos son de origen gastrointestinal, observándose ocasionalmente anorexia, náuseas, pirosis, vómito, diarrea (rara vez causando deshidratación), heces blandas, dispepsia, malestar abdominal, cólicos y flatulencia. Podría causar vértigo y dolor de cabeza. Se ha informado deterioro de la audición con antibióticos macrólidos, incluyendo pérdida de la audición, sordera y/o tinnitus, en algunos pacientes que recibieron azitromicina.
Muchos de éstos, han sido asociados con el uso prolongado de dosis elevadas en estudios de investigación, la mayoría de los eventos fueron reversibles. Se han reportado nefritis intersticial e insuficiencia renal aguda. Se han informado casos de anormalidades en la función hepática incluyendo hepatitis e ictericia colestásica. También cefalea, mareo, vértigo y somnolencia. Se han observado en estudios clínicos, episodios transitorios de neutropenia leve, aunque no se ha establecido una relación causal con azitromicina.
Se han presentado reacciones alérgicas que incluyen rash, fotosensibilidad, artralgia, edema, urticaria, angioedema y anafilaxia. Se han reportado palpitaciones y arritmias, incluyendo taquicardia ventricular, al igual que con otros macrólidos, aunque su relación causal con azitromicina no ha sido establecida.
Rara vez han ocurrido reacciones cutáneas serias, incluyendo eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.

Dosificación

La combinación azitromicina/nimesulida, debe administrarse como dosis única diaria.­
Niños: Para niños mayores de 3 años puede administrarse de la siguiente manera. 3 a 6 años: 5 ml una vez al día por 3 días, que equivale a 200 mg de azitromicina y 50 mg de nimesulida.
De 7 a 9 años: 7.5 ml una vez al día por 3 días que equivale, a 300 mg de azitromicina y 75 mg de nime­sulida.
De 10 a 12 años: 10 ml una vez al día por 3 días que equivale a 400 mg de azitromicina y 100 mg de nimesulida.


Presentaciones

ZITROFLAM Susp.

Suspensión oral
Rimsa
Composición: Hecha la mezcla cada ml de suspensión oral contiene dihidrato de azitromicina equivalente a 40 mg de azitromicina, nimesulida 10 mg. Vehículo, c.b.p. 1 ml.
Presentación: Frasco-dosificador con polvo para reconstituir a 22.5 ml y 30 ml.

ZITROFLAM Tab.

Tabletas recubiertas
Rimsa
Composición: Cada tableta contiene azitromicina dihidratada equivalente a 500 mg de azitromicina y 100 mg de nimesulida. Excipiente, c.b.p. 1 tableta.
Presentación: Caja x 3 y 4 tabletas recubiertas.